La alimentación en el embarazo

 

 

-Es primordial cubrir también tus necesidades nutricionales.

-Garantizar que el bebé obtenga un peso adecuado, saciando las demandas del feto.

-Impedir la infección listeriosis o la enfermedad toxoplasmosis, provocadas por parásitos en los alimentos.

-Reducir el riesgo de sufrir diabetes gestacional, alteraciones lipídicas, hipertensión, obesidad, reflujo y otras enfermedades que pueden llegar a repercutir en el desarrollo del parto y en la salud de tu hijo.

-Prevenir déficits nutricionales: vitamina B12, hierro, yodo o ácido fólico.

-Evitar el parto prematuro o cesárea, preparando el organismo de la madre para el parto.

-Impedir la aparición de problemas en la formación neuronal del embrión, así como alteraciones de crecimiento, malformaciones, etc.

-Facilitar la producción de leche de la futura mamá.

-Mantener una buena alimentación te ofrece más posibilidades de un nuevo embarazo.

-Y, no menos importante, dar ejemplo de una rutina alimentaria saludable a los hijos.

Call Now Button
× Whatsapp