La alimentación en el embarazo

 

 

-Es primordial cubrir también tus necesidades nutricionales.

-Garantizar que el bebé obtenga un peso adecuado, saciando las demandas del feto.

-Impedir la infección listeriosis o la enfermedad toxoplasmosis, provocadas por parásitos en los alimentos.

-Reducir el riesgo de sufrir diabetes gestacional, alteraciones lipídicas, hipertensión, obesidad, reflujo y otras enfermedades que pueden llegar a repercutir en el desarrollo del parto y en la salud de tu hijo.

-Prevenir déficits nutricionales: vitamina B12, hierro, yodo o ácido fólico.

-Evitar el parto prematuro o cesárea, preparando el organismo de la madre para el parto.

-Impedir la aparición de problemas en la formación neuronal del embrión, así como alteraciones de crecimiento, malformaciones, etc.

-Facilitar la producción de leche de la futura mamá.

-Mantener una buena alimentación te ofrece más posibilidades de un nuevo embarazo.

-Y, no menos importante, dar ejemplo de una rutina alimentaria saludable a los hijos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡RESERVA TU CITA AHORA!

LLÁMANOS 935 161 732

MÓVIL 658 655 116

Enviado